Yoga Terapia Integral

viernes, 28 de agosto de 2009

FRAGMENTOS DEL CODIGO TANTRICO ANDINO (CAPITULOS Nº 6-10)


FRAGMENTOS DEL CODIGO TANTRICO ANDINO (ROLLOS Nº 6-10)
ROLLO Nº 6: Arequipa, 4 de Diciembre del 2005
ROLLO Nº 7: Arequipa, 15 de Diciembre del 2005
ROLLO Nº 8: Arequipa, 28 de Diciembre del 2006
ROLLO Nº 9: Arequipa, 2 de Enero del 2006
ROLLO Nº 10: Arequipa, 16 de Enero del 2006

ROLLO Nº 6: AREQUIPA, 19 DE NOVIEMBRE 2005

(…)
En el Universo todo y en la armonía de los mundos, el PADRE HANAQ PACHATATA, es la conciencia fecundante, por medio de su energía masculina que es rectilínea; y la MADRE HANAQ PACHAMAMA, es la energía, la fuerza y la materia fecundada femenina, que es curvilínea.
(…)
La vida es interna y externa muy bien representada con los términos KAYPACHA y UKHUPACHA, referente a la vida espiritual y mental y las sutilísimas vibraciones de las energías y fuerzas vitales y cósmicas, llamada KALLPA. Por otra parte, el cerebro, los sentidos, el cuerpo y las formas materiales son la naturaleza activa de la vida presente Kaypacha.
Como puedes ver el desarrollo de las cuatro extensas civilizaciones, tiene que ver con las cuatro edades del tiempo: la Edad de Oro, QORIPACHA; la Edad de Plata, QOLQEPACHA; la Edad de Cobre, ANTAPACHA; y la Edad de Hierro, CHUCHUPACHA. En la tierra firme, y el verdor de su faz, de la primera era, se desarrollo la civilización de los PACHAS, aquellos mis hijos divinos, que son generadores de las razas. En la segunda era, se desarrollo la civilización de los APUS, aquellos mis hijos divinos, que son señores de los seres creados. En la tercera era, se desarrollo la civilización de los WIRAQOCHAS, aquellos mis hijos, que son los señores de la vida mística y espiritual. En la cuarta era, que comenzó hace tres mil quinientos años atrás, se desarrollo la civilización de los KONTIQSIS, aquellos mis hijos que son los Hijos del Sol.
La vida del hombre en los Andes, empezó en el primer período, cuando los seres divinos: TAITANCHISPACHA, TAITAKUNAPACHA, TAITAKUTEQPACHA, Y TAITAQHAPAPPACHA, engendraron al ser humano a través de sus descendientes y eran perfectos;
(…)
Como puedes ver el PADRE y la MADRE, se manifiestan como el PRINCIPIO y el FIN; es mi hijo EKADANTA, quién se manifiesta; él mismo en diferentes formas y nombres y en todas las edades, porque tiene la potencia divina para hacerlo. Mi hijo divino QALLARYTUKOQ APU, siempre está acompañado por los seres divinos, en su gloria, congregando delante de él a todas las naciones, dando el reino de Dios y la vida eterna a todos mis hijos que han elevado su espíritu y han manifestado su amor por el Padre y la Madre.
En el segundo período, llamada la Edad de Plata, los descendientes de los seres divinos, comenzaron a descender de su estado de conciencia divina, al plano de la mente y empezó a desarrollarse los sentidos humanos; pero aún mantenían el tercer ojo espiritual y la intuición;
(…)
Como puedes ver, cuando culminaron los periodos de QALLARIYTUKOQ APU, HAMPIKOQ APU, SONQOKUSIKOQ APU Y YACHAYNIYOQ APU; en el último periodo, surgió la vida compleja y civilizada propia de la edad de plata, cuando los hombres decayeron en sus propios deseos y pasiones.
(…)

ROLLO Nº 7: AREQUIPA, 19 DE NOVIEMBRE 2005
(…)
Fue en el tercer período, en el que empezó la edad de cobre ANTAPACHA; en el que el hombre, empezó a cultivar, a domesticar animales y a construir casas; lo bueno era que siempre mantenían la armonía con la naturaleza y el cosmos, a comparación de la mente de mis hijos de hoy, que arrasan con la naturaleza y no tienen relación con los demás seres del Universo. En esta era descendieron mis hijos WIRAQOCHAS, quienes son los padres de las actividades místicas, con el propósito de hacer resurgir el crecimiento espiritual.
En la ley de la evolución, todo lo que existe cambia, para adquirir grados superiores de perfección. El círculo de la evolución del Código Tántrico, lleva a los más grandes grados de perfección interna, cuyos caudales de sabiduría se difunde a los cuatro puntos de la tierra. El hombre siempre se encuentra en medio del Universo, son las máximas del Código Tántrico, que da respuestas a las interrogantes del hombre: ¿Quiénes Somos? ¿De donde venimos? ¿Hacia donde vamos?,
(…)
Como puedes ver, cuando mis hijos mayores WIRAQOCHAS, estuvieron en la tierra, derramaron en el alma del hombre, una infinita chispa de luz y una infinita gota en el océano del ser, que es el verdadero poder de la mente del hombre. Mis hijos WIRAQOCHAS, despertaron el corazón y la mente, bajo las disciplinas más simples de la danza y la música, que se convirtió en el vehículo místico de las disciplinas diversas, hasta los más complejos. Construían el templo de la sabiduría con el silencio; pero el desarrollo espiritual; estaba edificado en el buen hablar, ALLINRIMAY; en el buen pensar, ALLINHAMUTHAY; y en buen obrar ALLINRURAY.
(…)
Vivían en armonía en el gran camino místico QHAPAQ ÑAM PACHAMAN-HUNTA-KUNA, alegres y bienaventurados, llenos del espíritu de Dios. Al místico PACHAMAN-HUNTAY-KUKOQ le eran reveladas las respuestas de las preguntas trascendentales: ¿Quién es Dios? ¿Dónde está Dios? ¿Cómo llegamos a Dios?.
(…)
Como puedes ver, en la tercera parte de la tercera era, mis hijos moradores del territorio andino, perdieron el contacto divino, entonces fueron asistidos por los dioses, que rigen la naturaleza, tales como: ALLPAPACHA, UNUPACHA, NINAPACHA, WAYRAPACHA Y MASCAYPACHA; los padres que tienen control de la naturaleza, prodigaron a los hijos de la tierra con la pureza y la inocencia, naturaleza a la que pertenecen esencialmente como seres que son. Esta vivencia duró apenas hasta finales de la cuarta parte de la tercera era de los WIRAQOCHAS y nuevamente se alejaron del gran camino de la iluminación QHAPAQ ÑAM KKANCHAQ y su devoción por Dios.
(…)

ROLLO Nº 8: AREQUIPA, 19 DE NOVIEMBRE 2005
(…)
Como puedes ver, en el cuarto período comenzó la edad de hierro, CHUCHUPACHA, cuando mis hijos olvidaron poco a poco de la fuente suprema de la verdad; cuando desearon prosperar imponiendo la fuerza, a través de la violencia; no era bien visto a los ojos del Padre PACHATATA y de la Madre PACHAMAMA . En todas partes del continente andino, habían salido del buen camino; es cuando mi hijo MANQO QHAPAQ, inicio su misión junto a su sabia esposa MAMA OQLLO, recorriendo por todo el continente americano; los hombres en este continente, vivían agrupados por civilizaciones o culturas distintas super desarrolladas.
Mi hijo MANQO QHAPAQ, con su pareja divina y sus allegados, después de su gran gira HATUNMUYU, llegaron a establecerse en un lugar paradisíaco levantando el recinto sagrado; este lugar sagrado se llamó WILLKALLAQTA; el pueblo espiritual que amanecía en la aurora de la luz de Dios, PACARIYTAMBO. Allí se congregaban cientos de sabios místicos y devotos que llegaban de todas partes de la sagrada tierra andina, que ha sido morada de los Dioses. Después se su preparación, sus discípulos fieles era enviados a sus pueblos y ciudades, para que la nación de Dios se desarrolle en el amor, en la paz, en la prosperidad y en el crecimiento espiritual.
(…)
Como puedes ver, a mis hijos MANQO QHAPAQ y MAMA OQLLO, se les apareció WANAKAUREQ APU, para darles instrucciones precisas, que tenían que entregarse al silencio y la contemplación, por cuarenta días sin ver el mundo. Efectivamente se mantuvieron en retiro, contemplando al Padre PACHA-TATA y a la Madre PACHA-MAMA, que al finalizar recibieron un mensaje divino muy especial para dar el nacimiento de los Hijos del Sol INTIQ CHURÍN; una nueva civilización mística y esotérica, en el lugar sagrado donde fue la residencia de SACSAY-UMAN APU, posteriormente fue la mansión de WARI WIRAQOCHA, cuando aún en el lugar existía un lago sagrado, la mansión de mis hijos WiraQochas.
Cuando llegó mi hijo a la tierra de los WARI WIRAQOCHAS RUNAS, el lago estaba desapareciendo, mientras la civilización del lugar habitaba en sus orillas. El sagrado mensaje de Dios, PACHA, se cumplió como fue ordenado, cuando su bastón de mando WARA se hundió y dio inicio a la Nueva Era; la Era de KONTIQSI. El tiempo en el amanecer espiritual PAQARINA, favorecía enteramente por mil quinientos años; además de su gran mensaje, dio a saber sobre la integración de las culturas en el campo espiritual y en las relaciones socio-culturales, el conseguir unificarse como una nación sólida; esta relación fraterna duró por mil quinientos años, después surgió otro curso el destino de mis hijos.
(…)
La presencia de mis hijos Manqo Qhapaq y Mama Oqllo, permitió a la humanidad del antiguo continente americano, en tiempo de Kontiqsi, aprender un caudal de sabiduría y mística para convertirse de hombre común a super-hombre. Manqo Qhapaq, cuyo nombre quiere decir, Guía Todopoderoso, fue educado en la mansión de los WiraQochas,
(…)
ROLLO Nº 9: AREQUIPA, 19 DE NOVIEMBRE 2005
(…)
Mis hijos de los Andes nunca conocieron a un Dios paternalista. En el Ser Supremo existe la armonía, la unidad y la perfección. La Madre PachaMama, es verdad, belleza y bien. El Padre y la Madre actúan mutuamente en suma armonía en esencia, potencia y presencia. Las divinidades supremas del Universo HANAQ-PACHA-TATA y HANAQ-PACHA-MAMA actúan en su absoluta voluntad, sabiduría y manifestación.
Como puedes ver en la sagrada tierra de los Andes, en la tercera era de los WiraQochas, en el milenario Collao vivía TIYAY-WANAY-KOQ WIRA-QOCHA, estaba presente allí, para recibir a sus hijos, que deciden enmendar sus acciones. Desde sus inicios aquí floreció la civilización TIYAY-WANAY-KOQ RUNAS, llevaban el mismo nombre, debido que tenían un gran respeto, hacia el Padre soberano de estas tierras. La civilización Tiyay-Wanay-koq, era una raza extraordinariamente sobria y vigorosa, en su desarrollo venían hace veinte siglos y eran descendientes de los milenarios Qollawas ancestrales, de los llanos bosques.
(…)
Como puedes ver, el Dios del Sol, descendió a la tierra y engendró al Ayllar del maíz, AYAR SARA; El Dios de la tierra, bajo a la tierra y engendró al Ayllar de la Kuka, AYAR AUKI; el Dios del viento, descendió a la tierra y engendró al Ayllar del Ají, AYAR UCHU; el Dios del agua, bajo a la tierra y engendró al Ayllar de la sal, AYAR KACHI. En la orbita del lago TITI-QAQA, en el Collao, en la isla del sol y la luna, donde se encuentra el sagrado lugar PAQARINA, del Padre y la Madre, se celebraba una gran fiesta, la más grande del año; allí acudían de las cuatro regiones TawantinSuyus, de los Ayllus cercanos y lejanos, una multitud de razas para rendir homenaje al Padre y la Madre.
A la Sagrada fiesta Raymi también asistieron: AYAR SARA, proveniente de PaukarQolla; AYAR AUKI, procedente de las montañas; AYAR KACHI, procedene de la puna; AYAR UCHU, procedente de la costa chinchana. Al término de la sagrada fiesta, se llevó a cabo lo que todos esperaban que se daría, el levantamiento popular, aprovechando de la compacta unidad de la multitud presente, fue un signo divino. Todos los Ayllus y Suyus, se levantaron para derrocar al estado político, administrativo, militar y religioso de la civilización TIYAY-WANAY-KOQ, que siempre fue próspero y su expansión llegó a los cuatro Suyus.
(…)
Como puedes ver, la multitud fue guiada por los valerosos semi-dioses: AYAR SARA, AYAR AUKI, AYAR KACHI Y AYAR UCHU; fue un acto lo menos violento posible, con una hábil conducción en la batalla decisiva, cuyo resultado fue la victoria final, al reducir el poder del estado TiyayWanayKoq. Una vez que se restableció el orden y la calma por consenso de todos los ayllus, fundaron una nueva capital de la nación andina, llevando el DISCO SOLAR del sagrado lago, que fue construido por los APUS y WIRAQOCHAS al valle de WATANAY.
Los cuatro ayllus, guiados por los cuatro Ayares, llegaron en una larga jornada a la más venerada, del lugar sagrado Paqarina, que fue fundada por mi hijo Manqo Qhapaq, y su divina esposa, dedicado al Padre y la Madre, llamandola Paqarina y desde entonces de antiguas peregrinaciones de las razas santificadas. Allí se festejaban grandes fiestas místicas y hoy era posada de los cuatro Ayares y sus ayllus, representada por los cuatro colores: Ayar Sara, con el color amarillo; Ayar Auki, con el color verde; Ayar Kachi, con el color blanco y Ayar Uchu, con el color rojo.
(…)
Como puedes ver la cita cumbre, que se llevó a cabo en la posada sagrada de PAQARI-TAMPU, expresa los propios albores de la vida, al pie de sus ancestrales padres, MANQO QHAPAQ y MAMA OQLLO. Estaban decididos a fundar un nuevo imperio, que engrandezca a sus antepasados y Ayar Sara estaba resuelto a encarnar a Manqo Qhapaq y fue alboreado por sus hermanos como Ayar Manqo, el nuevo Manqo Qhapaq; y su esposa encarnaría a Mama Oqllo; la señal estaba dada, cuando se disponían a continuar con el éxodo, vieron un rayo YLLAPA, bajo el cielo del valle WATANAY y lo consideraron como una señal divina.
De los lados laterales de la Sagrada posada, se unieron dos ayllus: el Ayllu MARAS y el Ayllu TAMPUS. El poderoso hijo del Dios del Sol luminoso YNKKA, que viene de YNTI y KANCHARIQ, se ponía en marcha, cuando se detuvieron al encontrarse con comunidades belicosas, que querían cerrarles el paso. Entonces se quedaron a vivir un tiempo en Paqariy-Tampu. Más adelante tomaron otro rumbo, alcanzando las alturas de Wana-Qhawariy y poco a poco avanzaron al lugar elegido, limando asperezas con las comunidades aledañas.
ROLLO Nº 10: AREQUIPA, 19 DE NOVIEMBRE 2005
(…)
Como puedes ver, mis hijos de las civilizaciones milenarias de las Américas, poseían la sabiduría de sus antepasados y además tenían la sabiduría que recibieron de mis hijos MANQO QHAPAQ y MAMA OQLLO. Sabían que Dios estaba acá, KAYPA-CHAPI; sabían que Dios estaba arriba en el cielo, HANAQPA-CHAPI; sabían que Dios estaba en los bajos mundos, UKHUPA-CHAPI; también sabían que Dios estaba cerca de uno, QAYLAPA-CHAPI; así mismo sabían que Dios está donde termina el mundo, TUKU-QALLPA-CHAPI y además sabían que Dios esta en el Universo entero, TTEQSI-MUYU QHAPAQPA-CHAPI. Realmente sabían más de lo que hoy en día las religiones saben acerca de Dios; y hubieran permanecido hasta el día de hoy, si los incultos españoles no habrían invadido América para destruir la sabiduría andina imponiendo su culto católico de idolatría.
(…)
Mi hijo MANQO QHAPAQ fue el gran maestro en el mundo andino, fue su novena encarnación desde la más remota antigüedad; los detalles de su historia se han perdido, pero su símbolo sagrado de la CRUZ DEL SUR, QATA-CHILLAY permanece en toda América. La vida mística y cotidiana del mundo andino, estaba repleta de la SAGRADA CRUZ DEL SUR, es la prueba evidente que mi hijo Manqo Qhapaq y su divina esposa recorrieron las Américas. La CRUZ CUADRADA en todas sus formas representan a mi hijo MANQO QHAPAQ; y la CRUZ CUADRADA DIAGONAL O CRUZADA, como un abrazo representa a mi hija MAMAOQLLO.
Como puedes ver, el milenario mundo andino, en su costa, en su sierra y en su selva, desde la nación de Venezuela, hasta el Sur de la nación de Chile, adoraban a la Sagrada Cruz, en la que mi hijo Manqo Qhapaq y MamaOqllo encarnan. Así mismo los Mayas, los Aztecas, los Olmekas, los Zapotekas, los Chichimekas, los Toltekas, los Mixtekas y los Guatemaltecas, adoraban a la SAGRADA CRUZ DEL SUR, la cual es tan antigua y universal como el cosmos. Igualmente en Egipto, como en Grecia, en Babilonia, en China y en la India, adoraban a la Sagrada Cruz Cuadrada. Dios encarna en la Sagrada Geometría que son CÓDIGOS, YANTRAS Y MANDALAS; es muy popular en el pensamiento y en el sentimiento oriental desde milenios atrás, hasta el día de hoy.
A mis hijos de este siglo, doy a saber mi mensaje divino de los Andes, para que sepan mis hijos del continente americano, que tienen la dicha de vivir en una TIERRA SAGRADA donde DIOSES y HOMBRES habitaron desde hace milenios atrás. Una tierra de grandes SABIOS HAMAUTHAS, quienes desarrollaron el saber místico y científico del conocimiento, recibiendo directamente de mis hijos mayores llamados PACHAS, APUS, WIRAQOCHAS y KONTIQSIS. Sabían de las poderosísimas fuerzas que mueven el Universo; asi mismo sabían de la esencia de los seres y las cosas y tenían un gran respeto por el Hacedor, Ordenador y Transmutador, la TRIMURTI ANDINA.
(…)

No hay comentarios: