miércoles, 5 de agosto de 2009

EL CODIGO TANTRICO ANDINO

EL CODIGO TANTRICO ANDINO
PRESENTACION

Estimados amigos, sean ustedes buscadores o no buscadores, neófitos o ilustrados en el saber espiritual; les presentamos a ustedes estas escrituras reveladas, que han sido entregadas en este extremo de la tierra de estas sagradas tierras andinas, para el conocimiento de todos los habitantes de la faz de la tierra, que es y será conocido como el CODIGO TANTRICO ANDINO, que conduce al Sendero de la iluminación, QHAPAQ ÑAM KKANCHAQ, que comenzó el día 10 de Octubre del 2005, dando inicio al resurgimiento de la sabiduría y luz espiritual andina, que por mucho tiempo el mundo ha ignorado; dando por iniciada la anunciación de la llegada del X THUNUPHA, como reformador, transformador y renovador de los principios espirituales, basados en la unidad, la armonía y el amor universal entre nuestros semejantes.

Desde que se inicio la Era Dorada de la Iluminación el 1° DE AGOSTO DE 1991, con la aparición del EKATANTRA, la Doctrina de la Unidad en el otro extremo de la tierra de las sagradas tierras indianas expresándose como el rayo que resplandece de aquel extremo, hacia este extremo de la tierra, y luego de este extremo, hacia el otro extremo de la tierra; hasta estos días han acontecido nuevas revelaciones que amplian ese saber espiritual la filosofia y la mística de Oriente EKAULAMARGA Y QHAPAQ ÑAM KKANCHAQ de Occidente se fusionan para enseñar el Sendero de la Iluminación del PADRE y la MADRE UNIVERSAL, PACHATATA, PACHAMAMA, para que sus hijos los hombres y mujeres de esta época alcancen el saber, la luz y la verdad directa, con la iluminación en esta era de trascendencia del final de los tiempos.

LOS QHAPAQ KUNAS

REVELACIÓN TANTRICA
ROLLO TANTRICO_Nº 1
Arequipa, 10 de Octubre del 2005


¡Shivarupa! ¡Shivarupa! Soy tu Divina Madre Durga, presta mucha atención: El Padre, mí Hijo y Yo, te hemos estado dando a conocer las cuatro formas de recibir la revelación divina Shruti; has venido experimentando por medio del sentimiento amoroso, el divino toque del corazón; también has venido experimentando la percepción psíquica de la intuición. Así también has venido experimentando la visión y recepción telepática; igualmente has venido experimentando la revelación divina en el estado de conciencia, integrandote al plano de la conciencia universal y divina. Ahora usaré todas las formas de revelación divina para que este trabajo que vas a realizar sea de gran manera, atractiva al sentido espiritual latente en el hombre. Yo guiaré tus manos, tu mente y tú conciencia divina, con el fin de que mis hijos tengan la sabiduría del cielo para su desarrollo espiritual.

Al inicio del mundo, los seres celestiales descendieron del universo superior y habitaron los Andes, existiendo por generaciones extensas. Estas civilizaciones se dividen en cuatro grandes generaciones: Los Pachas, los Apus, los WiraQochas y los Kontiqsis; en un ambiente paradisíaco del imponente territorio andino, en las montañas, valles y planicies; estaba ocupado por aquellos dioses celestiales de la raza de los Manús; en el inmenso paraje paradisíaco del paisaje andino, se divisaban luces relampagueantes que bajaban y subían; eran los seres celestiales en sus hermosas naves aéreas que revoloteaban en un ambiente celeste y totalmente con una vibración cósmica.

Como puedes ver, todos tienen un propósito en la vida del universo; el descenso de los seres celestiales, se dio a través de cuatro extensas civilizaciones de los Pachas, estas son: Taitanchis, los padres generadores de las razas; TaitaKuna, los padres de los seres creados; TaitaKuteq, los padres de la vida mística; TaitaQhapaq, los padres de la sabiduría. Tenían el poder para crear ambientes equilibrados y armoniosos; se crea aprovechando la energía en relación correspondiente a la esfera celeste, activando los efectos positivos de la energía vital del universo. El ambiente ideal se crea aprovechando los principios de la fuerza del universo Shiva y Shakti, en un correcto fluir de la energía y conciencia divina, que son los fundamentos más importantes del Tantra.

Los universos superiores a este universo, están habitados por seres celestiales y divinos, quienes poseen una conciencia totalmente activa, que está por encima de la mente y pueden dominar la naturaleza material, a través de la mente universal. Mis hijos del planeta tierra la desconocen totalmente; el hecho del despertar de la conciencia y su energía, que pocos místicos yoguis la han practicado y la llaman el despertar de la divina Madre Kundalini. Hoy en día han aparecido muchos impostores sobre la tierra; además existen muchos métodos drásticos dados en el pasado por el Padre y Yo que ya no funcionan, porque los impotentes se van por el lado de la ilusión.

Como puedes ver en el imponente paraíso de los Andes, al principio estaban los dioses celestiales en su propio paraíso celeste, todos con un cuerpo luminoso debido a la actividad de sus siete centros de energía y conciencia, en un plano psíquico y divino como todos los seres que habitan los universos superiores. Toda la naturaleza del Edén de los Andes les obedecían milagrosamente, debido a que tenían el don celestial del cielo, el poder y la fuerza cósmica y divina, que solamente los dioses celestiales la poseen; el poder espiritual y divino en ellos, es más fuerte que el poder de la mente, lo que domina generalmente en el universo material.

Una vez más me manifiesto en este tiempo, para dar a conocer la antigua ciencia y práctica milenaria de Shakti Shamtabha; el código apropiado para que mis hijos lo practiquen, desarrollen su mente y despierten su energía y conciencia; lo que permitirá rápida evolución a otros niveles mentales de revelación divina y por ende a otros estados superiores de conciencia. No existe otra forma para lograr los cielos superiores; eso significa que el hombre logra el cielo correspondiente según el estado de conciencia y nivel mental que ha logrado en esta vida; porque la de ahora es el grado de conciencia y plano mental que ha conseguido en anteriores vidas.

Los seres divinos que han descendido al Edén de los Andes con el fin de generar las razas, conocían los fundamentos más importantes del Tantra, que son los principios opuestos, a la que se encuentra la armonía entre ambos. Estos códigos permiten el crecimiento de la luz interior, lo que no puede conseguir la pura intelectualización de la misma, a menos que realice la danza cósmica del universo y se integre al código del concierto de la creación; de otro modo su futuro nacimiento seguirá destinado a los cielos inferiores del Karma de este universo material, del cual pocos han logrado salir; quienes lo han hecho conocían el código de la danza cósmica del universo perfectamente.

En el maravilloso paisaje andino, los hijos nacidos de los padres generadores de las razas, tenían la naturaleza de hombres semi-dioses, con poderes sobrenaturales y con una conciencia superior que está pór encima de las prácticas morales que solamente se encuentra en estados de conciencia del hombre más bajo. En estados de conciencia superior, las practicas morales dejan de ser prioridad, ya que la persona espiritual actúa a la luz de la conciencia superior. En planos de conciencia inferior, se sabe que el hombre tiene que desarrollar la virtud hacia la virtud superior; pero la Madre Divina sabe que hasta el malvado es virtuoso, pero de ningún modo trascenderá a otros estados de conciencia superior debido al mal Karma que lo envuelve.

Como puedes ver en el exótico territorio andino, se divisaban imponentes construcciones, de moradas de los dioses, que se mantenían en armonía con la quietud de las montañas andinas, de un material celestial bajado del cielo; una hermosa edificación hecha con los principios del Código Tántrico, de colores fuertes y débiles; combinando la luz, los diamantes, los rubíes, los cuarzos, las esmeraldas y demás piedras preciosas que favorecen la vida en el azul del cielo, integrando la nada, en la existencia del todo.

La misión que tienen los generadores de las razas, es de poblar un planeta que comienza en la evolución celeste, con seres inteligentes capaces de dirigir su propio destino y hacer exitosa la vida; que sean conocedores de la esencia del código del tantra, que contiene la esencia del arte, de la ciencia, de la filosofía mística. Los seres celestiales son hijos de Dios que cumplen la misión de la Madre y del Padre del Universo, manteniendo la expresión de la alegría y del amor divino y universal; son la encarnación del amor viviente de Dios en la creación universal.
Publicar un comentario